La Cova de l´Oret



El día amaneció frío. Ya en el punto de encuentro se intuía una jornada senderista en la que se iban a agradecer los tramos soleados y las ombrías nos recordarían la época en la que nos encontramos. Nos esperaba el pueblo de Eslida tras una carretera con hielo en el asfalto en algunas zonas. Aparcamos cerca de un conocido restaurante de la localidad y, tras cargar nuestras mochilas, paseamos por el pueblo hacia el inicio de la ruta; bajo la Ermita del Santo Cristo del Calvario




Con mucho cuidado transitamos por la CV190 dirección a Chovar, puesto que la senda que nos va a llevar al primer punto de interés de esta corta pero bonita ruta, se encuentra en esa dirección, a unos 500 metros de la subida al calvario.

Las paletas indicadores, a mano derecha, nos llevaránpor una empinada senda camino de la Font de Les Escaletes






Mientras ascendemos podemos ver a nuestra derecha las ruinas del castillo de Eslida, fortaleza medieval, cuya estructura actual -visible y deducible- data de la invasión musulmana. 




Tras la subida decidimos parar a tomar nuestro merecido almuerzo, puesto que hay que aprovechar el llano que nos encontramos bañado por el sol, cuya presencia se agradece.

Continuamos recto por la pista que avanza en ligero descenso, ignorando así la senda situada a la izquierda, que nos llevaría al Puntal de L’Aljub (conocido por muchos como “Las Antenas”).

Desde este momento la ruta transcurre por una pista muy amplia y cómoda que hace que se convierta en un agradable paseo. Tenemos además la gran suerte de encontrarnos con la Font de Les Escaletes manando agua en cantidad generosa gracias a la aportación de las recientes lluvias. 






Unos cientos de metros más adelante pasamos bajo la que está catalogada como “la tirolina más larga del Mediterráneo”. Queda pendiente disfrutar de ella en otra ocasión. Seguro que volveremos.

Algunos tramos helados en la pista sirven a nuestras niñas y niños de improvisadas pistas de patinaje, lo que hace muy ameno y divertido todo el camino, pese a las bajas temperaturas. 




Pero sin lugar a dudas la parte de la ruta que más ganas tenemos todos de ver es nuestro objetivo de hoy, la Cova de L’Oret




Desde el Club32 llamamos a la prudencia y desaconsejamos encarecidamente la visita por cuenta propia tanto a cuevas como a minas. Cada vez que en una de nuestras excursiones hemos visitado alguna cueva o mina siempre ha sido acompañados por personas que conocen el lugar y extremando las precauciones.

La Cueva de L’Oret forma parte de un grupo de cuevas cercanas a la población, siendo esta la que mayor interés tiene, tanto por la belleza de sus formaciones como por los hallazgos arqueológicos que sus entrañas escondían y datados en el eneolítico. Su entrada es pequeña y baja y se accede al fondo de la cavidad por una colada. Esta cueva es un antiguo sumidero, de ahí que la piedra esté tan pulida y resbaladiza en su acceso. Dejamos de lado las bifurcaciones y gateras laterales y nos dirigimos directos a su parte baja. En ella nos encontramos las formaciones más bellas. Nos reciben espectaculares estalactitas, estalagmitas, más coladas y la que quizá sea la columna más grande que se pueda ver en toda la provincia de Castellón, sin necesidad de utilizar equipo de espeleología. 










Llama mucho la atención el pequeño “lago” que hay en esta parte más baja, creado por las continuas filtraciones producidas por las recientes lluvias. 




Pero sin lugar a dudas la formación que más nos llama la atención a todos,  que más impresiona e incluso asusta a algunos, es el enorme gour de tres metros de diámetro otros tres de profundidad y en el que puede ver el inicio de la galería que continúa durante dieciocho metros por debajo de nosotros. 




Por desgracia la huella del hombre también ha llegado hasta aquí, destrozando parte de sus estalactitas y marcando con grafitis sus paredes de roca.

Salimos de la cueva y nos dirigimos de nuevo a Eslida. En un principio íbamos a subir a ver el molino de viento que corona una pequeña loma pero por desgracia se nos ha hecho tarde y la hora de comer ha llamado repentinamente a los estómagos de nuestros pequeños senderistas.

Decidimos volver a los coches y comer en el paraje de la Ermita de Santa Cristina, camino de Artana en el que disfrutamos tanto de la calma del lugar como del reconfortante sol que nos acompaña.

Autor: S. Lleó

Nota: No publicamos track de la ruta para ayudar en la preservación de la Cova de l´Oret.



Penya Blanca



Ain es un pueblo precioso cuyo enclave en la Serra Espadà hace que sea punto de partida de innumerables rutas de senderismo. En esta ocasión volvimos de nuevo de la mano de nuestro amigo Ismael a repetir la ruta a Penya Blanca que ya hicimos un par de años antes, pero esta vez en sentido contrario.

Así, partimos de Ain en dirección al Cementerio, pasamos junto a la piscina, junto a los molinos, y pasamos de largo el desvío al Castillo de Ain, alcanzando una pista que nos llevaría a un pequeño sendero de subida marcado por un poste. 




Este sendero nos llevó al Coll de Barres, donde descansamos y encontramos muchos otros senderistas porque es una zona muy transitada.




Tomamos el sendero en dirección al Puntal del Aljub.




En este punto, parte del grupo se despistó y nos partimos en dos, pero continuamos por dicho sendero hasta que encontramos unas indicaciones que señalaban Penya Blanca y volvimos a reencontrar al grupo.




Atrás queda el Puntal del Aljub.




Continuamos cresteando por el cordal cimero Penya Blanca, donde comimos.
Las vistas son espectaculares en cualquier dirección, pero olvidamos la cámara y no podemos mostrar con la calidad suficiente la belleza de las imágenes.








Tras la comida continuamos bajando al Coll de la Mosquera.




Desde aquí ya fue todo bajar por un maravilloso Barranco de la Caritat que en esos días tras las lluvias dejaba unas estampas preciosas en cualquier ángulo.




Fueron unos 12 km intensos con la recompensa de haber disfrutado de un bello entorno que nos llenó de energía.

Por último hemos de hacer mención a nuestros niños que cada vez caminan mayores distancias y rutas con mayor nivel de dificultad, ya me veo cualquier día con la lengua fuera detrás de ellos.



Podéis descargar el track de la ruta AQUÍ.

Día del árbol 2017



Un año más nuestra Asociación Club 32 Actividades con Niños celebra el Día del árbol de la Comunidad Valenciana. Y ya van tres años seguidos.




Esta celebración se puede hacer gracias a nuestra amiga Isabel que se encarga de solicitar la subvención a Conselleria de los plantones para conseguirlos de manera gratuita, de Manolo de la Asociación La Vall Verda de La Vall d´Uxó que nos da autorización para plantar en su parcela de Aigualit, y por supuesto a todos los voluntarios que ponen su esfuerzo en plantar.









Resulta gratificante volver cada año a la parcela de Aigualit, que se quemó hace unos cuatro años, y comprobar que algunos de los plantones del año anterior sigue creciendo. No todos los plantones continúan, ya sabemos que está del orden del 10% la probabilidad de éxito de que sobrevivan los plantones en una reforestación, pero por ello cada año volvemos para ayudar a que la parcela pueda recuperarse.









Consideramos esta actividad medioambiental muy significativa, no sólo para aportar nuestro granito de arena en la reforestación, sino también para inculcar en nuestros hijos la importancia por el respeto y el cuidado de nuestro entorno natural. 




Hemos de cuidar el presente para tener un futuro mejor.

La anécdota de la jornada fue que estamos batiendo records en la temprana edad de nuestros niños, ya que nos acompañó una familia con una bebita de 7 meses. 

Otra anécdota fue que tuvimos que modificar el trayecto para llegar a la parcela de Aigualit debido a las recientes lluvias, que afortunadamente han llenado los barrancos. 




Así que gracias a José Luis pudimos encontrar otro recorrido a parcela que os dejamos AQUÍ.