El Castillo de Alcalá de Xivert



Hacía tiempo que queríamos conocer el Castillo de Alcalá de Xivert, pero nunca encontrábamos la oportunidad, hasta que aprovechamos uno de los días de vacaciones de Pascua para conocerlo.

Seguimos los pasos de uno de nuestros blogs de referencia Per Dalt i Per Baix, y aparcamos el coche en la Creu del Francés.




El inicio del sendero está allí mismo, y empezamos a subir, entrando en calor rápidamente. La intensa subida se compensaba con las vistas de Alcalá de Xivert al fondo.




Y luego empezamos a crestear, con las vistas de la Serra d´Irta.






Pronto vemos el perfil del Castillo de Alcalá de Xivert, lo que nos anima a continuar.




Cuando llegamos al pie del Castillo comprobamos que también se llega con coche, lo cual le resta encanto. 






Pero comprobamos que el conjunto está recientemente restaurado y en general el entorno se encuentra en un estado aceptable.

A los niños les encantan los castillos, y aunque hay varios paneles descriptivos de las estancias, echamos de menos la explicación de un guía para ponernos en contexto.




Tras recorrerlo arriba y abajo, íbamos a echar fotos al poblado árabe, al que no nos habíamos acercado porque esperábamos encontrar la puerta de acceso cerrada, pero comprobamos que estaba abierta, aunque el estado de las construcciones nos desanimó a bajar a visitarlas.




Después de las fotos, empezamos a bajar por sendero, esta vez por bosque de pinos.




Sendero que poco a poco se va transformando en un camino entre huertos cultivados. De vez en cuando volvemos la vista atrás para ver el Castillo de Alcalá de Xivert donde hemos estado.




Seguimos las indicaciones que nos vamos encontrando por el camino, y tranquilamente volvemos al punto de inicio.

Es una ruta sencilla, apta para familias, y que tiene el aliciente de visitar un Castillo.

Os dejamos AQUÍ el track de la ruta.



Ruta de los Molinos de Les Coves de Vinromà


Hace poco hicimos la Ruta de los Molinos de Les Coves de Vinromà. Nos acompañó Benjamí Barberà, gracias a él esta ruta nos será inolvidable.

Benjamí Barberà , maestro jubilado, es una persona culta y afable, y experto en molinos. Y tuvo la amabilidad de en unas horas transmitirnos una pequeña parte de sus conocimientos sobre molinos.

Benjamí Barberà ha colaborado en múltiples conferencias y publicaciones sobre este tema, e incluso ha escrito un completísimo libro mostrando todos los molinos existentes en la provincia de Castellón.
 
 

Nos sentimos orgullosos de haber tenido semejante anfitrión en la ruta, más aun cuando lo hace de forma voluntaria, ya que su única pretensión es la divulgación de este preciado patrimonio que tenemos, y que poco valoramos.

La ruta se inició en el aparcamiento emplazado frente al Bar Beltrán y desde allí fuimos al lavadero, donde encontramos un mural de trencadís, que es el punto de inicio de  la ruta de los Molinos.
 
 
 


 
Paramos en el Paraje de la Morería, famoso porque en los años 50 una niña tuvo la aparición de la Virgen, y se convirtió en lugar de peregrinaje con el objetivo de ser testigos de dichas apariciones, pero nunca volvió a suceder.
 
 

Allí BenjamíBarberà nos habló de su pasado, de su trabajo como maestro, de los motivos por los que utilizaba el valenciano en sus explicaciones, y de los motivos por los que publicó su libro Catálogo de los Molinos Harineros de Agua de la provincia de Castellón.
 


 

Luego continuamos por sendero hasta llegar al Molino de l´Om donde se mantienen las muelas en su posición, y donde Benjamí Barberà nos explicó el funcionamiento de los molinos.
 


Al lado de este Molino nos encontramos un espectacular azud construido con piedras perfectamente colocadas.
 
 

Luego encontramos en un campo de cultivo un antiguo aljibe con su rampa de entrada de agua, y el Molino de la Troneta con una inscripción en la puerta del año 1786.
 
 

Seguidamente continuamos por dentro del cauce del Río hasta llegar a la cueva de na Joana, donde podemos ver una acequia excavada en roca.
 
 

Allí comimos.

Tras el descanso volvimos caminando por el cauce del río. Por los taludes rocosos de nuestra izquierda se puede observar una canalización el agua desde cauce arriba hasta los molinos.
 
 

Continuamos por el cauce saliendo del mismo por la derecha desde donde podemos tener una bonita vista del Paraje de la Morería.
 
 

Vemos un horno de cal, en el que a partir de piedras calcáreas se obtenía cal antiguamente.
 
 

Por último cruzamos el río para volver a Les Coves.

Ha sido una completa visita guiada, de la que obtenemos como conclusión de que afortunadamente tenemos personas como Benjamí Barberà que se preocupan por divulgar la riqueza de nuestro patrimonio, que suplen en muchas ocasiones las deficiencias de las administraciones públicas, y todo ello de forma voluntaria y altruista, realmente admirable.

Os dejamos AQUÍ el track de la ruta de los Molinos que hicimos.
 
 

Paraje natural municipal La Dehesa de Soneja



Nuestros amigos José Luis y Amparo siempre nos sorprenden con la originalidad de sus rutas. En esta ocasión nos llevaron al poco conocido Paraje natural municipal "La Dehesa" de Soneja a través del sendero PR-CV 320.

El punto de inicio de la ruta de senderismo con niños fue un área recreativa con mesas y sillas emplazada frente a la entrada del Rancho El Paso.

Después de aparcar todos los coches, seguimos las indicaciones y empezamos a caminar por pista ascendiendo suavemente. Todos vamos charlando, observando la presencia de la primavera en las flores y los insectos, y  recogiendo espárragos.




Casi sin darnos cuenta llegamos a la laguna de la Dehesa, esta laguna temporal es única en la Comunidad Valenciana ya que se forma por acumulación de agua de lluvia debido a que se ubica sobre terreno de margas arcillosas que la impermeabilizan.




En nuestra visita, tras recientes lluvias, pudimos verla con agua.




Este entorno es único, con presencia de numerosas especies botánicas endémicas o en peligro de extinción, por lo que es Microrreserva de Flora desde 2000.

Como íbamos con niños pequeños, unos cuantos de cuatro años, y estaban cansaditos, se aprovechó el Mirador de la Laguna de la Dehesa para descansar y comer.




El resto fuimos a alargar el paseo siguiendo las indicaciones hacia el Mirador de la Peña La Cagá




Durante el trayecto pasamos por la cantera de Ruejo, de donde se obtenían muelas de rodeno para los molinos. Lo curioso es que se pueden ver muelas en distintas fases de construcción: estado inicial, casi terminadas, y que por algún defecto se dejaron allí sin seguir trabajándolas.




Seguimos por el sendero obteniendo bellas vistas del medio Palancia.




Luego continuamos hasta llegar a El Arenal, antigua laguna desecada y hoy humedal estacional que hasta hace pocos años sirvió para la extracción de arenas y gravas.




Después de esa pequeña vuelta adicional volvimos al Mirador de la Laguna de la Dehesa para comer. 




Y ya desde aquí sólo tuvimos que terminar el recorrido circular del sendero PR-CV 320 y llegar de nuevo al área recreativa.

Pretendíamos terminar el día con la visita al Rancho El Paso, pero coincidió que celebraban una exhibición de caballos americanos y un concierto country, y no pudimos entrar porque no íbamos con el atuendo apropiado para la ocasión.

Nos conformamos con ver el carromato del oeste pasar por nuestro lado, y con el propósito de volver para poder visitarlo.




La ruta es sencilla, pero a la vez nos muestra un entorno de una gran riqueza ambiental, por lo que os la recomendamos.