Día del árbol


El domingo pasado Club 32 celebró su primer Día del árbol. Este acontecimiento se pudo realizar por un lado gracias a nuestra amiga Isabel que se encargó de detectar una subvención de Conselleria para conseguir plantas de manera gratuita, solicitarla, gestionarla y hasta transportar los propios plantones, y por otro lado gracias a la Asociación de La Vall Verda que nos dio permiso para realizar la plantación en una de sus fincas, en particular en la de Aigualit de la Vall d´Uxó.

Esta labor de repoblación forestal se enmarca  en las actividades de  formación ambiental que hemos iniciado esta temporada y con las que pretendemos transmitir concienciación de respeto hacia el medioambiente a nuestros niños, y enseñarles la protección y cuidado del entorno natural.

Así que muy ilusionados celebramos el Día del árbol trabajando de lo lindo en la repoblación de una parcela recientemente quemada. En primer lugar tuvimos que llegar andando hasta la parcela, por el barranco de Aigualit que ya conocíamos, llevando las herramientas para poder plantar, y unos cuantos además cargados con las bandejas con los plantones.




Una vez llegamos a la parcela comprendimos que no iba a ser tan sencillo primero porque era ladera de montaña.




Y segundo porque el agua se transportaba en garrafas y cubos desde una balsita al pie de la ladera.




Y podemos decir que aún tuvimos suerte porque al tratarse de una zona recientemente quemada (este verano desgraciadamente), TRAGSA había limpiado la parcela, cortando y apilando los troncos, dejando limpia la parcela, lo cual nos facilitó el trabajo.

Pero las ganas es lo importante, y teníamos muchas ganas de plantar nuestros propios arbolitos, y con la inestimable ayuda de nuestro amigo Manolo de La Vall Verda todo fue mucho más fácil, porque nos enseñó cómo hacer la excavación, como plantar el arbolito, como tapar el hueco, regando, compactando, y dándole forma, y protegiendo el plantón con piedras para marcar su posición y con hojas de pino secas para mantener la humedad.

 






La experiencia fue enriquecedora, y los niños se sintieron muy orgullosos de haber plantado arbolitos. Por lo que esperamos poder celebrar próximos días del árbol y poder seguir colaborando con La Vall Verda.

 

 

1 comentario:

  1. Muy buena manera de celebrar este día con los niños.
    Saludo

    ResponderEliminar