Hostens, para desconectar en familia


Si deseáis pasar unos días de vacaciones en familia de completo relax en un entorno rodeado de naturaleza, os recomendamos Hostens, un pequeño pueblo emplazado en el Parque Natural de Las Landas de Gascogne.

Poder ver las estrellas perfectamente  en la noche por la inexistente  contaminación lumínica, y amanecer con unas vistas como ésta no tienen precio.

 
La mayoría de casas tienen su propio jardín, y ¡sin vallados!, no es necesario, todos tienen sus pertenencias fuera y nadie toca nada.

El pueblo es atravesado por un carril bici, que va desde Mios hasta Bazas, creado sobre la antigua línea de ferrocarril que comunicaba estos municipios.

Y como reclamo turístico dispone de unos lagos con playas de arena artificial donde refrescarse.



Y donde realizar paseos de distinta dificultad a su alrededor.

 


La historia de estos lagos es curiosa. A principios de 1930 en Hostens se asentó una compañía para la explotación de lignito, ya que el sitio resultaba ventajoso porque las capas de combustible se encontraban a poca profundidad y se formaron minas a cielo abierto, y se implantó una Central de Energía. Después de la segunda guerra mundial, la mina y la planta quedaron nacionalizadas en 1947, y su actividad empezó a desacelerarse a partir de 1960 para detenerse por completo en 1966. Una de las consecuencias de la pérdida de esta actividad fue la disminución de la población del municipio, que pasa a menos de la mitad. Debido a  ello quedaron una gran cantidad de viviendas sin utilizar alrededor de las antiguas zonas de extracción del lignito y lagos asociados. En ese momento el gobierno local tuvo la idea de recuperar este área y crear un centro de vacaciones. Se hizo la aportación de arena blanca y se realizaron nuevas plantaciones, para convertir el lago Lamothe en una playa abierta para el baño hacia 1970, con áreas de pic-nic y distintos senderos.

En la actualidad Hostens, como el resto de municipios de Las Landas, basa su economía en la explotación forestal, por ello existen vastas parcelas con plantaciones de pinos que se extienden por cualquier lado que mires.

En conclusión, un pueblo ideal para desconectar.

 

1 comentario:

  1. Buens dias,me encanta pero tenemos un perrito,se puede ir con el?

    ResponderEliminar